A diferencia de Hell Fest , Haunt es una película de slashers mucho más violenta, angustiante y macabra. En este film de 2019, nos alejamos de las típicas películas de asesinatos protagonizadas por prototípicos adolescentes, hasta cierto punto insoportables, para adentrarnos en una siniestra oscuridad.

En Haunt , Scott Beck y Bryan Woods nos hacen acompañar a una joven sometida a un novio maltratador y a un pasado marcado también por la violencia de género que su padre dirigió a su madre durante su niñez. Así Harper, animada por su amiga Bailey termina la noche de Halloween introduciéndose en una extrema casa de terror ubicada en medio de la nada. En un primer momento, pensamos que el asesino en serie va a ser el novio maltratador de Harper, sin embargo, nada más alejado de la realidad. Desde el primer momento, algo que no sucede en Hell Fest , sabemos que esa visita a la casa del terror va a salir realmente mal. Para empezar por su ubicación, casi inconcreta, en una desviación dentro de una carretera inhóspita y oscura. El hecho de que los protagonistas sean recibidos por un señor oculto por un disfraz y que no habla en ningún momento, empieza a poner ya los pelos de punta. Seguido de que deben firmar un formulario donde dejan escrito sus direcciones, además son despojados de sus teléfonos móviles. Ya dentro de la casa las cosas empiezan a ponerse tensas cuando a una de las muchachas le caen arañas reales en la cabeza y otra de ellas es cortada al meter la mano en un agujero en la pared. Empezamos ya a tomar conciencia de que no es solo una película de asesinos, sino la construcción de una casa de terror siniestra y retorcida. Lo más duro de Haunt son las muertes que se producen de una forma violenta, realista y gore. La primera de todas ellas es la de una joven, perteneciente a un grupo anterior que ha entrado a la casa, que es literalmente atravesada en la cabeza. Así de una manera pausada y sumamente tensa, nuestro protagonistas van siendo aniquilados por unos personajes que han transformado sus rostros a través de tatuajes, insertos, piercings, y que buscan de una manera muy sangrienta la piel y la carne de estos jóvenes incautos que entraron a su casa de terro


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Organizan:

Política de privacidad

Desarrollado por Divergente84